Acerca de la Sanación con Sonido: Sound Healing

 Nada Brahma: El Mundo es Sonido

En tiempos antiguos cuando se hablaba de Energía, se usaba el concepto de Sonido Sagrado, cambiando las palabras según las culturas: La Palabra, Kung, el Tono Cósmico, Shabda, la Vibración del Cosmos, Hu, Amen, Aum, Om.....

El Sonido es la fuerza energética que organiza nuestra galaxia y toda la materia. Tiene un efecto profundo sobre cada átomo de nuestro cuerpo, mente y espíritu.

Los misterios de su poder creativo y el uso de la vibración del sonido en la sanación fue conocido por todos los pueblos antiguos:  Egipcios, Esenios, Griegos, Chinos, Persas, Hindúes, Aborígenes Australianos, Budistas Tibetanos, Polinesios, Indonesios, Africanos e Indígenas Americanos del Norte y del Sur.

Pitagoras, filosofo y matemático Griego hablaba de "la música de las esferas":
"Cada cuerpo celestial y cada átomo produce un sonido particular y propio, basado en su movimiento, ritmo o vibración. Todos estos sonidos y vibraciones forman una armonía universal en la cual cada elemento, aunque tenga su propia función y carácter, contribuye a la unidad del todo. Cada átomo continuamente canta una canción y en cada momento el tono crea formas."

Todo el Universo esta en vibración y movimiento. El espacio "vacío" que nos rodea esta lleno de vibraciones. Vivimos en un océano de ondas de sonido, de luz y de invisible energía electromagnética, que pulsa continuamente en cada milímetro de espacio  adentro y alrededor nuestro. 

Sanación con cristalesToda persona, cuerpo y célula vibra en su frecuencia especifica, desde los planetas que giran en el sistema solar hasta los electrones que giran alrededor del núcleo del átomo.

La resonancia es la frecuencia natural en la cual vibra un objeto. Cada órgano, hueso y tejido en tu cuerpo tienen su propia y particular frecuencia y resonancia. Juntos, componen tu frecuencia o armónico, tu vibración personal. Como cada célula es un resonador de sonido, también tiene la capacidad de responder a cualquier vibración fuera del cuerpo. Tanto los órganos, sistemas físicos y chakras como nuestros pensamientos, sentimientos y estados de conciencia, responden a las vibraciones.

Los principios de resonancia y entrainment o resonancia sincrónica son la base de una sesión terapeútica-curativa con sonido. A medida que las ondas sonoras entran en el cuerpo, sucede una vibración simpática en las células vivas, que ayuda a restaurar la armonía de una parte o en la totalidad del Ser que este vibrando fuera de su frecuencia natural.

El alto contenido de agua en el cuerpo actúa como conductor del sonido y el efecto global es parecido a un masaje profundo, a niveles atómicos y moleculares.

Los sonidos son escuchados por el oído y por cada célula vibrante del Ser, impulsando la entrada hacia un estado de conciencia que nos permite ser testigos de la propia vida, desde una perspectiva mas equilibrada y meditativa.

Todo lo que hemos vivido, no solo en esta vida sino lo que llevamos en el ADN y en el Alma de otras vidas y dimensiones, queda grabado en nuestro cuerpo físico y campo aurico. Llevamos en nosotros, conciente o inconcientemente, cada experiencia,  trauma, pensamiento o emoción fuera de equilibrio que no hemos podido soltar.  En términos energéticos, nos desafinamos cuando esos estados dañinos gobiernan el cuerpo-mente-alma.

El sonido facilita la liberación y transformacíon de esas memorias, dolores, emociones reprimidas o pensamientos guardados que han quedado atrapados en los tejidos, órganos o distintas partes del cuerpo.

Las vibraciones sonoras activan el ADN y la memoria celular, disolviendo bloqueos y permitiendo un libre fluir de las energías hacia el equilibrio y la armonía.

El Ser Humano funciona, entonces, como un instrumento musical, único y complejo, que necesita ser afinado con mucha precisión.

En la Visión Holistica del Ser, la mente, las emociones, el alma y el espíritu interactuan con el cuerpo físico, teniendo un efecto profundo sobre el. La salud existe cuando estos elementos funcionan en armonía y cada célula esta vibrando en su tono o resonancia natural.

La enfermedad es, entonces, una disonancia o desequilibrio  de esa energía vibratoria. 

El sonido activa y restaura la armonía dentro del cuerpo físico y psico-espiritual, transformando y elevando nuestra conciencia y permitiendonos volver a reconocer nuestra Divinidad y nuestra Unidad con el Todo.

Cuando estamos afinados con nuestra esencia interior, con el corazón y con el alma, estamos a la vez afinados con la vibraciones del Universo y con el Corazón de la Tierra Gaia.

Vivimos en tiempos de grandes acontecimientos y de incrementos en la frecuencia planetaria, lo cual implica la entrada de una Nueva Conciencia.Todo esto produce cambios acelerados en nuestras vidas y nos abre a nuevas posibilidades y niveles de evolución.

Es hora de soltar aquellas energías, memorias e historias que ya no nos sirven, tanto en lo personal como en lo colectivo y de recordar quienes somos, porque estamos aquí, que venimos a hacer y cual es nuestro próximo paso! Es hora de elevar nuestras conciencias y frecuencias vibratorias para asistir en la co-creación de la Nueva Tierra!